martes, 26 de septiembre de 2017

Sedevacantofobia: ¿Por qué tantos tradicionalistas tienen miedo al sedevacantismo?







Sedevacantofobia:
¿Por qué tantos tradicionalistas tienen miedo al sedevacantismo?

R.P. Anthony Cekada


La Sagrada Escritura nos enseña que cuando Dios Todopoderoso creó al primer hombre, lo creó, como también a su progenie, a su imagen y semejanza: “Y él dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza…” (Gen 1: 26; cf. Gn 2, 7). Por “imagen y semejanza” se entiende, inteligencia y voluntad, cuya posesión nos distingue de los animales irracionales (cf. Papa León XIII, encíclica Exeunte Iam Amno n. 14). Nuestro intelecto pertenece al  alma racional que Dios infunde en nuestros cuerpos. La función de nuestro intelecto es saber, y la función de nuestra voluntad es amar. Pero ¿qué debemos conocer y amar? Nuestro intelecto nos fue dado para conocer lo que es verdad, y nuestra voluntad nos fue dada para amar lo que es bueno. Así pues, la verdad y el bien son los objetos propios de nuestro intelecto y nuestra voluntad respectivamente.

En este sitio web, una gran cantidad de contenido aborda el debate sobre la naturaleza de la crisis en la Iglesia Católica, específicamente con respecto al Pontificado Romano (papado). Todos los argumentos, por su propia naturaleza, pertenecen a la inteligencia, ya que pertenecen a la operación del intelecto llamado razonamiento discursivo. Es decir, el propósito de la argumentación es iluminar el intelecto, y entonces este intelecto iluminado puede mover a la voluntad – pero sólo en la medida en que no colocamos un obstáculo en la voluntad previniendo o interfiriendo  con lo que nos ofrece el intelecto.

Para mucha gente, por desgracia, el intelecto aunque ha sido durante mucho tiempo iluminado con pruebas suficientes, sin embargo no están dispuestos a conceder que la Cátedra de San Pedro está vacante (o, en todo caso, que no está válidamente ocupada por Francisco o Benedicto XVI, aunque es posible, al menos en teoría, que sean Papas válidos aunque , por el motivo que sea, están impedidos de manifestarse como tales) [Probablemente se refiera el autor del post, al Sedeprivacionismo  del  “Papa materialiter”. Yo creo que es una posición imposible incluso en la teoría]. Para estas personas, toda ulterior argumentación es inútil, porque, como hemos dicho, toda la argumentación se refiere al intelecto, mientras que su obstáculo no se encuentra en el intelecto, sino en la voluntad.

Esta voluntad terca y recalcitrante se muestra en las protestas conocidas, tales como: “Nunca seré sedevacantista”, o, “Nunca me convenceás de que el sedevacantismo es cierto”. La gente que dice esas cosas está demostrando que ha decidido que su posición no se rija por la evidencia, sino por su deseo de mantener su posición – condenando la verdad si fuere necesario. En otras palabras, son no-Sedevacantistas, no porque les falten pruebas, sino porque han decidido no permitir que ninguna prueba, aunque sea evidente, mueva su voluntad. Tales personas no pueden ser convencidas  con una argumentación racional, porque ya han tomado la decisión, a priori, de que no van a dejar que cualquier argumentación haga mella en lo que creen. Es su voluntad la que necesita ser movida por la gracia, y para ello no existe un remedio diferente del que se lee en el Evangelio: “Esta clase de demonios no puede salir sino con oración y ayuno” (Marcos 09:28).

Los motivos que normalmente mueven a la voluntad son numerosos, y pueden ser buenos o malos: el Amor de la Verdad, la pasión, el miedo, la ira, el placer, la cobardía, el respeto humano, el dinero, etc. No vamos a acusar a cualquier persona de nada en particular, sino que simplemente deseamos rogar a nuestros lectores que aún no son sedevacantistas que entren en sí mismos para ver si quizás se trata de que simplemente no quieren aceptar que el sedevacantismo sea cierto. En cierto modo, realmente no podemos culpar a nadie por no querer ser sedevacantista; no es algo agradable y a veces no es suficiente con no tener un Papa sino que ni siquiera hay una iglesia cercana. Pero no se trata de llegar a una posición porque nos resulta atractiva – hay que aceptarla porque se está convencido de ell.  (en el intelecto). Por eso somos sedevacantistas, no porque nos gusta la posición, sino porque nuestra Fe y nuestra razón nos dicen que es la única posición correcta que pueda adoptarse, sin importar las consecuencias. Si sirve de ayuda: Nosotros en Novus Ordo Watch somos sedevacantistas conversos.

En un video nuevo, un sacerdote sedevacantistas el P. Anthony Cekada hace la pregunta tan esperada: “¿Por qué este miedo irracional al sedevacantismo?” Sí, de hecho es irracional, incluso para el sentido común es absurdo pensar que el error más condenable y peligroso del planeta, es decir que un apóstata que blasfema patentemente, que astutamente socava la doctrina Católica en cada ocasión que se le presenta, pueda ser el Papa de la Iglesia Católica. En este nuevo video, el padre Cekada no se limita a preguntar por qué hay tanto miedo al sedevacantismo sino que también responde, basado en la historia temprana del movimiento tradicionalista, en los principios teológicos, y en sus propias observaciones sobre los motivos prácticos que a menudo hacen que  los tradicionalistas se asusten de las conclusiones sedevacantistas.

Aquí está el vídeo que pone las cosas en perspectiva – por favor asegúrese de compartirlo:








Fuente: Quidlibet (blog del Padre Cekada)

Tradución: Amor de la Verdad





Martirologio Romano 26 de septiembre


SAN CIPRIANO 
Y SANTA JUSTINA,
Mártires

SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA, Mártires

Yo me voy, y vosotros me buscaréis,
y moriréis en vuestro pecado.
(Juan 8, 21)

  • En Nicomedia, el triunfo de los santos Mártires Cipriano y Justina, Virgen. Justina, en tiempo del Emperador Diocleciano y del Presidente Eutolmio, habiendo padecido mucho por Cristo, convirtió también a la fe Cristiana al mismo Cipriano, que era mago y con sus artes mágicas se esforzaba en trastornarle el juicio, y después padeció con él el martirio. Sus cuerpos, arrojados a las fieras y recogidos de noche por unos marineros Cristianos, fueron llevados a Roma, y más tarde trasladados a la Basílica Constantiniana y colocados cerca del Baptisterio.
  • En Roma, san Calístrato, Mártir, con otros cuarenta y nueve soldados, los cuales en la persecución de Diocleciano, habiendo visto que Calístrato cosido en un saco de cuero y arrojado al mar, con el auxilio de Dios había salido incólume, convirtiéronse a Cristo, y juntamente con él padecieron el martirio.
  • En Bolonia, san Eusebio, Obispo y Confesor.
  • En Brescia, san Vigilio, Obispo.
  • En territorio de Frascati, san Nilo, Abad, que fue Fundador del monasterio de Grotaferrata y varón de gran santidad.
  • En Tiferno de Umbría, san Amancio, Presbítero, esclarecido con el don de milagros.
  • En Albano, san Senador.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.





SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA, 
Mártires

Santa Justina de Antioquía rehusó casarse con un joven pagano. Fue éste a consultar a un mago célebre, llamado Cipriano, sobre los medios que debía emplear para vencer a la doncella. Cipriano empleó todos los secretos de su arte; pero el demonio le confesó que ningún poder tenía sobre los cristianos. Esta respuesta lo convirtió; hasta llegó a ser obispo de Antioquía. Padeció con Santa Justina garfios de hierro, azotes y pez hirviendo; finalmente fueron decapitados.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Martirologio Romano 25 de septiembre


SAN FERMÍN,
Obispo y Mártir

† decapitado hacia el año 287

Ya es hora de despertarnos.
(1 Tesalonicences 5, 8)

  • En el castillo de Emaús, el triunfo de san Cleofás, que fue discípulo de Cristo, y de quien es tradición que, en la misma casa donde había dispuesto la mesa al Señor, fue por la confesión del mismo asesinado a manos de los Judíos, y con gloriosa memoria sepultado.
  • En Amiens de Francia, san Fermín, Obispo, el cual, en la persecución de Diocleciano, de orden del Presidente Ricciovaro, al cabo de varios tormentos, cortada la cabeza, alcanzó el martirio.
  • El mismo día, en la vía Claudia, san Herculano, soldado y Márlir, el cual, en el imperio de Antonino, convertido a Cristo por los milagros acaecidos en el martirio de san Alejandro Obispo, después de muchos tormentos, fue por la confesión de la fe pasado a cuchillo.
  • En Damasco, los santos Mártires Paulo y Tatta, su mujer, con sus hijos Sabiniano, Máximo, Rufo y Eugenio; los cuales, acusados de ser Cristianos, fueron atormentados con azotes y otros suplicios, y en medio de los tormentos entregaron sus almas a Dios.
  • En Asia, el suplicio de los santos Bardomiano, Eucarpo y otros veintiséis Mártires.
  • En Lyon de Francia, el tránsito de san Lupo, que de Anacoreta fue consagrado Obispo.
  • En Auxerre, san Anacario, Obispa y Confesor.
  • En Blois de Francia, san Solemnio, Obispo de Chartres, esclarecido en milagros.
  • En el mismo día, san Principio, que fue Obispo de Soissons, y hermano de san Remigio Obispo.
  • En Roma, el nacimiento de san Vicente María Strambi, Obispo de Macerata y de Tolentino, religioso de la Congregación de la Cruz y Pasión de Jesús, preclaro por el celo pastoral; al cual el Papa Pío XII puso entre los Santos.
  • En Anagni, las santas Vírgenes Aurelia y Neomisia.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.




SAN FERMÍN
Obispo y Mártir

San Fermín se asoció a los trabajos de San Honesto de Nimes, apóstol de Navarra. Una vez consagrado obispo, predicó el Evangelio en Albi, en Agen, después en Auvernia, en Anjou, en Beauvais, y por último en Amiens, donde estableció su sede. Mucho hubo de sufrir por la fe y, después de crueles torturas, fue decapitado, alrededor del año 287 aproximadamente, por orden del prefecto Rictio Varo. Uno de los sucesores de San Fermín, llamado el Confesor, hizo edificar una iglesia sobre su tumba en San Acheul.

domingo, 24 de septiembre de 2017

R.P. Leonardo Castellani Sermón: La Contienda del Sábado





En aquel tiempo: Entró Jesús un sábado a comer en casa de uno de los príncipales fariseos, ellos le estaban acechando. Había allí, delante de él, un hombre hidrópico. Entonces preguntó Jesús a los legistas y a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?» Pero ellos se callaron. Entonces le tomó, le curó, y le despidió. Y a ellos les dijo: «¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey a un pozo en día de sábado y no lo saca al momento?» Y no pudieron replicar a esto. Notando cómo los invitados elegían los primeros puestos, les dijo una parábola: «Cuando seas convidado por alguien a una boda, no te pongas en el primer puesto, no sea que haya sido convidado por él otro más distinguido que tú, y viniendo el que os convidó a ti y a él, te diga: “Deja el sitio a éste”, y entonces vayas a ocupar avergonzado el último puesto. Al contrario, cuando seas convidado, vete a sentarte en el último puesto, de manera que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba.” Y esto será un honor para ti delante de todos los que estén contigo a la mesa. Porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado.»
Lc. XIV, 1-11




"Domingueras Prédicas"
R.P. Leonardo Castellani


Domingo decimosexto después de Pentecostés
La Contienda del Sábado (1968)

Hay aquí tres cosas: la curación de un hidrópico, la constante contienda acerca del Sábado y la parábola del Ultimo Lugar. De los milagros y de la Parábola he hablado ya más de una vez; hoy hablaremos desta manía de los fariseos acerca del Sábado legal, que fue la única acusación que hicieron a Cristo durante su Predicación y sale siete veces en los Evangelios; a la cual acusación Cristo respondió indirectamente, en este caso ad hominem" (67), como dicen; y en todos los casos respondió que el Sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el Sábado"; o sea, que ese precepto positivo de Dios de descansar el Sábado había que cumplirlo pero no era el único ni el mayor de los mandatos y no había que hincharlo de modo que oprimiese al hombre en vez de ayudarlo.

Esa hinchazón ridícula del descanso semanal convertido en superstición es típica del fariseísmo. El fariseísmo es un desecamiento de la religión que la convierte en superstición y después en fanatismo, incluso en ferocidad. Y todas las religiones están expuestas a ese desecamiento. La católica también.

Los psicólogos actuales hablan mucho de la religión cerrada y la religión abierta: después que el filósofo Bergson escribió su gran libro Las Dos Fuentes de la Moral y la Religión. La religión cerrada, como su nombre lo dice, es una religión limitada y externa; limitada a una nación o una tribu (como las Iglesias nacionales, la Iglesia Luterana Danesa); y es externa, o sea que consta sobre todo de exterioridades, como guardar el Sábado. "¿En dónde hay que adorar, en el monte Garizim o en el Templo de Jerusalén?". "Mujer en verdad te digo que llegará la hora, y ya es, en que los veros adoradores adorarán a Dios en todas partes en espíritu y en verdad" -respondió Cristo a la Samarita.

Las religiones cerradas están al servicio de la sociedad, la cual la usa para su propia defensa; y por medio de la facultad de "fabulación" que hay en el hombre inventa fábulas o mitos. La religión griega, que luego pasó a los romanos, es el ejemplo más a la vista; a Sócrates lo mató Atenas como "ateo" porque se había libertado de la mitología. Se puede decir que hay tres religiones: la religión A, la religión de los paganos, que es natural; la religión B, la religión de los cristianos, que es sobrenatural; y la religión A', enmedio de las dos, que fue la religión de Sócrates. Sócrates se libertó de los mitos griegos hacia el Dios único: pero no llegó al Dios único, el Dios del Misterio, ni podía tampoco. Chocó contra un muro, que era lo Sobrenatural, el Misterio; se halló ante una gran oscuridad, y por eso decía: "Sólo sé que no sé nada". Más tarde Aristóteles, que había recogido la herencia de Sócrates, fue perseguido también como ateo y por un pelo salvó su vida.

Pero nosotros somos cristianos ... porque nos han bautizado cuando teníamos 5 días. ¡Ojalá que algunos cristianos de hoy, con bautismo y todo, tuvieran al menos la religión de Sócrates! El filósofo Suero Kirkegord se levantó contra la Iglesia Nacional Danesa, llamándola "la Iglesia Establecida", es decir asentada, habituada, rutinada: no seguía ya el Evangelio sino como los fariseos, la ley del Sábado. Él no pretendía reformarla: no tenía autoridad ni poder para eso, tenía inquina a los reformadores, empezando por Lutero. Quería ayudar a los particulares a "volverse cristianos" -o sea volver a la religión de Cristo dejando la religión desecada de Cristián IV y el Arzobispo Mynster. La Iglesia Establecida lo puso al margen, se negó a ordenarlo sacerdote siendo cultísimo y religiosísimo y le hizo el vacío, de tal modo que del mejor de sus libros Nonadas Filosóficas, que es una maravilla, vendió 5 ejemplares. Al fin de su vida, agotado por esfuerzos enormes en favor de su país y de la religión abierta, dijo: "Dinamarca es un país cristiano¡ pero en toda Dinamarca no hay ni un solo cristiano". Era un ejemplo de lo que llamó Bergson religión cerrada: una iglesia dominada por el fariseísmo. Kirkegord pereció en su lucha y ¿qué consiguió? Ciertamente no consiguió reformar a Dinamarca. Salvó su alma.

Bien, nosotros no somos una secta protestante. Kirkegord mismo dijo que en la Iglesia Católica era mucho más difícil sucediera ese torcimiento sutil que él tenía adelante que él solo percibía entre 16 millones de hombres. Bien es más difícil pero no es imposible: el desecamiento es siempre posible.

La "Iglesia Establecida" existe hoy en todas partes: la religión exterior, la religión acostumbrada, la religión poco caritativa y poco humilde. Naturalmente la Iglesia tiene bienes, tiene puestos, tiene honores y tiene propaganda; si todo eso se hace exclusivo o se administra mal, la Iglesia comienza a parecerse a un partido político, o a una empresa comercial, o a una secta, o una repartición del gobierno (68).

El signo fatal de la Religión Cerrada o la Iglesia Establecida es el odio a la inteligencia¡ o al menos el desprecio de la inteligencia, o la no-percepción de la inteligencia. A la Iglesia rutinada o rutinaria lo que le interesa es la propaganda; y a la inteligencia lo que le interesa es la verdad; de modo que la Iglesia la deja a un lado, si es que no la maltrata o persigue (69). No digo siempre: en los grandes siglos cristianos se acordaban del dicho de Santo Tomás: "intelligentis est gubernare" (70). En cambio un funcionario curial de aquí ha dicho, según me cuentan: "¡Cuidado con los sacerdotes que escriben libros!" A los que escriben libros los tienen por enemigos natos. Un Obispo argentino (un obispo sacado) acaba de publicar un libro; por desgracia es bastante malo -flojo.

¿Para qué voy a hablar mal de mi madre? Pero la Iglesia establecida es mi madrastra. Hay una revista católica hecha por unos cuantos señores y sacerdotes muy piadositos y bien intencionados, pero que no son del oficio, no son escritores y periodistas, y por tanto la revista es mala, regular para abajo, como revista. Y un Obispo del Interior les escribió una carta diciendo que esa revista es lo mejor que se ha escrito en la Argentina. Es de lo peorcito. Pero es una revista de Propaganda.

Y todo esto, que parece murmuración ¿a qué viene? Viene simplemente a enseñar que existen religión abierta y religión cerrada, como era al máximo la religión de los fariseos con su maniática observancia del Sábado; y que todas las religiones están expuestas al cerramiento, la católica como todas, pero menos que todas. Les dije antes que el filósofo sueco Kirkegord al fin de su vida cargó como un rinoceronte contra su propia Iglesia Luterana Danesa, por haber llegado al colmo del cerramiento o fariseísmo; pero estampó solemnemente en su "Diario" que en la Iglesia Católica no podía darse eso, que era imposible al punto de rutinización y mundanidad de su propia Iglesia Luterana Danesa; porque había en ella algo que luchaba de continuo contra esa esclerotización; y explica elegantemente el por qué. 

Esto no lo inventé yo, lo dijo un gran teólogo luterano luterano por lo menos en los dos primeros tercios de su vida. Y el remedio que hay en la Iglesia tampoco lo inventé yo -ni Bergson, ni Kirkegord- es el Mandato primo y principal, amar a Dios sobre todo y al prójimo como a sí mismo; o sea la Caridad de Cristo.



Notas

67. N. del E.: El argumento" ad hominem" confunde al adversario oponiéndole sus propias palabras y actos.

68. "Antes los Emperadores achacaban a los cristianos el ser 'enemigos de la humanidad', ahora el Cristianismo es 'humanismo'. Antes los Emperadores achacaron a los cristianos el ser 'enemigos del Estado', ahora el cristianismo es 'patriotismo' y la Iglesia es del Estado" (De Kirkegord a Tomás de Aquino).

69. A la Iglesia le ha ido mal cuantas veces prefirió la Propaganda a la búsqueda y enseñanza de la Verdad: "En el siglo XVIII los jesuitas franceses tenían un matemático tan grande como Pascal, el P. Lallouere; pero no tenían un escritor como Pascal. Lástima grande. Nadie supo hacer una refutación maestra, ni siquiera elegante, de las Tartas Provinciales' ... que fueron para los jesuitas un golpe atroz. Me atrevo a decir que si ese libro no existiera, los jesuitas no hubiesen podido ser expulsados de Francia, y más tarde suprimidos ... Les faltaban teólogos, filósofos y buenos escritores. Tenían buenos profesores, 'apologistas' baratos y escritores 'piadosos' de mal gusto, en profusión; junto con el favor de la Corte y parte de la Nobleza; y un poder político enorme" ("Televisión Católica", en Cristo¿ Vuelve o no Vuelve?, DICTIO, Buenos Aires, 1976, p. 268 y 269).

En el siglo siguiente la Iglesia parecía haber alcanzado en Francia el máximo de prosperidad, pero" no tenía teólogos, ni siquiera buenos escritores, para responder a la furia destructora de Voltaire, al materialismo brutal y salvaje de un Diderot y de un Barón D'Holbach ... al terrible ataque que Rousseau llevó en nombre de la religión natural a la religión católica y a toda religión revelada ... Este ataque fue contestado por la Iglesia con persecuciones y no con estudios teológicos ... Con política, y con mala política, querían suplir su falta de saber" (Psicología Humana, Cap. X "Los Afectos", E d. Jauja, Meddoza, 1995, p. 194). Francia dejó de pensar como Bossuet y comenzó a pensar como Voltaire, Rousseau y los otros, y llevó ese pensamiento a sus últimas consecuencias.
Sobre la "Prensa Católica" se puede ver la "Carta a Monseñor Antonio Caggiano, Cardenal Arzobispo de Buenos Aires", en Seis Ensayos y Tres Cartas, Bs.As., DICTIO, 1978, págs. 224-225.


70. "Al inteligente compete el regir".




Martirologio Romano 24 de septiembre


NUESTRA SEÑORA
DE LA MERCED

NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES

Lleguémonos confiadamente al trono de la gracia:
a fin de alcanzar misericordia, y hallar gracia 
para ser socorridos en tiempo oportuno.
(Hebreos 4, 16)

  • La festividad de la bienaventurada Virgen María llamada de la Merced, que con este nombre instituyó la Orden de Redención de Cautivos. Su aparición se menciona el 10 de Agosto.
  • En Brescia, el tránsito de san Anatalón, Obispo, que fue discípulo del Apóstol san Bernabé, en cuyo lugar fue nombrado Obispo de la Iglesia de Milán.
  • En Pannonia, san Gerardo, Obispo de la sede Morisena y Mártir, llamado Apóstol de los Húngaros, patricio Veneciano; el cual, al dirigirse de la ciudad de Szanad a Alba Real, fue acometido por los infieles, que junto al río Danubio le cubrieron de piedras y le atravesaron con una lanza, y así fue el primero que ilustró su patria con tan noble martirio.
  • En Autún, el triunfo de los santos Mártires Andoquio, Presbítero,Tirso, Diácono, y Félix; los cuales enviados por san Policarpo, Obispo de Esmirna, del Oriente, a evangelizar la Galia, fueron allí durísimamente azotados, y colgados por espacio de un día entero con las manos atrás y echados en el fuego donde no se quemaron; finalmente, les quebraron con palos las cervices, y así, Mártires, fueron gloriosísimamente coronados.
  • En Egipto, el triunfo de los santos Pafnucio y Compañeros, Mártires. Aquél, viviendo en la soledad y oyendo que muchos Cristianos eran retenidos en las cárceles, movido del espíritu de Dios, se presentó espontáneamente al Prefecto, y profesó libremente la religión Cristiana; éste primeramente le cargó de cadenas de hierro y le atormentó por largo tiempo en el potro; luego le envió con otros muchísimos a Diocleciano, por cuya orden fue Pafnucio clavado en una palma y los demás pasados a cuchillo.
  • En Calcedonia, cuarenta y nueve santos Mártires, los cuales, después del martirio de santa Eufemia, fueron por el Emperador Diocleciano condenados a las fieras, y no recibiendo milagrosamente daño de ellas, finalmente degollados subieron al cielo.
  • En Auvernia de Francia, la feliz muerte de san Rústico, Obispo y Confesor.
  • En Flay, territorio de Beauvais, san Geremaro, Presbítero y Abad.
  • En Sanseverino del Piceno, el tránsito de san Pacífico, Sacerdote de la Orden de Menores y Confesor, varón de eximia paciencia y esclarecido por su amor a la soledad, a quien el Papa Gregorio XVI puso en el catálogo de los Santos.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.




NUESTRA SEÑORA
DE LA MERCED

En el tiempo en que los sarracenos oprimían a España y llevaban en esclavitud a gran número de cristianos, la Madre de Dios, compadecida de sus males y peligros, apareció durante la misma noche a San Pedro Nolasco, a San Raimundo de Peñafort, y a Jaime, rey de Aragón, conjurándolos a establecer una Orden religiosa para la redención de los cautivos. Ésta fue la Orden de la Merced, o de la Redención, fundada en Barcelona en 1223, y que prestó inmensos servicios a la Iglesia y a la sociedad. Para agradecer a la Santísima Virgen, la Iglesia estableció esta fiesta.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Martirologio Romano 23 de septiembre


SAN LINO,
Papa y Márir

n. Toscana, Italia; † martirizado hacia el año 78 en Roma

SAN LINO, Papa y Mártir

Los enemigos del hombre
serán las personas de su misma casa.
(Mateo 10, 36)


  • En Roma, san Lino, Papa y Mártir, el primero que después de san Pedro Apóstol gobernó la Iglesia Romana, y coronado del martirio, fue sepultado en el Vaticano junto al mismo Apóstol.
  • En Iconio de Licaonia, santa Tecla, Virgen y Mártir, que convertida a la fe por san Pablo Apóstol, en el imperio de Nerón, venció con la confesión de Cristo el fuego y las fieras; y después de muchísimos combates, superados para enseñanza de muchos, pasó a Seleucia, y allí descansó en paz. Los santos Padres la celebran con grandísimas alabanzas.
  • En España, las santas mujeres Xantipa y Polixena, que fueron discípulas de los Apóstoles.
  • En África, los santos Mártires Andrés, Juan, Pedro y Antonio.
  • En Ancona, san Constancio, Mansionario de aquella Iglesia, ilustre por el don de milagros.
  • En Campania, la Conmemoración de san Sosio, Diácono de Misena, de cuya cabeza, viendo el santo Obispo Jenaro levantarse una llama de fuego, mientras leía el Evangelio de la Iglesia, le pronosticó que había de ser Mártir; y no muchos días después, cuando el mismo Sosio contaba treinta años de edad, cortada la cabeza, juntamente con el mismo santo Obispo recibió el martirio.
  • En Scicy, territorio de Coutances, en Francia, san Paterno, Obispo de Avranches y Confesor, cuyo tránsito se conmemora el 16 de Abril.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN LINO, 
Papa y Mártir

San Lino, sucesor inmediato de San Pedro, tenía una fe tan viva que echaba a los demonios y resucitaba a los muertos. Expidió un decreto ordenando que las mujeres llevasen velo en la iglesia. Su constancia en la fe le valió el título de mártir. Murió hacia el año 78.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Martirologio Romano 22 de septiembre


SANTO TOMÁS 
DE VILLANUEVA,
Obispo y Confesor

n. 1488 en Fuenllana (Ciudad Real), España;
† 9 de septiembre de 1555 en Valencia, España

SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA, Obispo y Confesor

Sed misericordiosos,
como vuestro Padre es misericordioso.
(Lucas 6, 36)

  • Santo Tomás de Villanueva, de la Orden de los Ermitaños de san Agustín, Obispo de Valencia y Confesor, cuyo tránsito se conmemora a 8 de este mes.
  • En Sión de Francia, en el lugar de Acauno, el triunfo de los santos Mártires Tebeos, Mauricio, Exuperio, Cándido, Víctor, Inocencio y Vidal, con sus Compañeros de la misma legión; los cuales, de orden de Maximiano muertos por Cristo, ilustraron el mundo con su glorioso martirio.
  • En Roma, el suplicio de las santas Vírgenes y Mártires Digna y Emérita, en tiempo de Valeriano y Galieno; sus reliquias se conservan en 1a iglesia de san Marcelo.
  • En Ratisbona de Baviera, san Enmeramo, Obispo y Mártir, el cual, para librar a otros, arrostró con paciencia una muerte cruelísima por la causa de Cristo.
  • En una aldea de Chartrain, san Jonás, Presbítero y Mártir, el cual, habiendo ido con san Dionisio a Francia, fue allí azotado, de orden del Prefecto Juliano, y luego pasado a cuchillo consumó el martirio.
  • En Antinópolis de Egipto, santa Iráides, Virgen Alejandrina, y sus Compañeros Mártires; la cual, habiendo ido por agua a una fuente inmediata, y divisando una nave cargada de Confesores de Cristo, dejando el cántaro, se juntó inmediatamente a ellos, y, conducida con los mismos a la ciudad, después de muchos tormentos, fue decapitada la primera; luego los Presbíteros, Diáconos, Vírgenes y todos los otros acabaron con el mismo género de muerte.
  • En Roma, san Félix IV, Papa, que trabajó muchísimo por la fe católica.
  • En la ciudad Meldense, san Santino, Obispo, discípulo de san Dionisio Areopagita, que le consagró Obispo de aquella ciudad; y fue el primero que predicó allí el Evangelio.
  • En territorio de Coutances, en Francia, san Lautón, Obispo.
  • En el monte Glonna, junto al río Loire en Francia, san Florencio, Presbítero.
  • En la ciudad de Levroux, territorio de Bourges, san Silvano, Confesor.
  • En Laón de Francia, santa Salaberga, Abadesa.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA, 
Obispo y Confesor

Santo Tomás de Villanueva fue obligado a dejar la Orden de San Agustín para ocupar la sede arzobispal de Valencia, en España. Mostró en este cargo un celo infatigable por la conversión de los pecadores y una tierna caridad por los desvalidos. Instruido por Dios acerca de la hora de su muerte, enseguida hizo distribuir entre los pobres su dinero, sus muebles y hasta su lecho, rogando a quien se lo regaló se lo prestase hasta después de su muerte. Se durmió en el Señor en el año 1555.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Martirologio Romano 21 de septiembre


SAN MATEO,
Apóstol y Evangelista

Patrono de los contadores; banqueros; oficiales de aduana; asistentes financieros; corredores de bolsa; recaudadores de impuestos;
guardias de seguridad; fuerzas de seguridad.

Jesús vio a un hombre sentado en el banco de los impuestos,
llamado Mateo, y le dijo: Sígueme; y él, levantándose, lo siguió.
(Mateo 9, 9)



  • En Etiopía, el triunfo de san Mateo, Apóstol y Evangelista, el cual, predicando en aquella región, padeció el martirio. Su Evangelio, escrito en hebreo, fue hallado, por revelación suya, junto con el cuerpo de san Bernabé Apóstol, en tiempo del Emperador Zenón.
  • En tierra de Saar, san Jonás, Profeta, que está sepultado en Geth.
  • En Etiopía, santa Ingenia, Virgen, que bautizada por el Apóstol san Mateo y consagrada a Dios, descansó con santo fin.
  • En Roma, san Pánfilo, Mártir.
  • El mismo día, en la vía Claudia, a veinte millas de la ciudad, el martirio de san Alejandro, Obispo, que en el imperio de Antonino superó por la fe de Cristo prisiones, golpes, el ecúleo, las teas encendidas, las uñas aceradas, las fieras y las llamas de un horno, y finalmente degollado, consiguió la vida bienaventurada. Más tarde san Dámaso Papa trasladó a Roma su cuerpo el 26 de Noviembre.
  • En Chipre, san Isacio, Obispo y Mártir.
  • En Fenicia, san Eusebio, Mártir, el cual, presentándose de su voluntad al Prefecto, y denunciándose como Cristiano, fue por él con muchos suplicios atormentado, y por último degollado.
  • En Chipre, san Melecio, Obispo y Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN MATEO, 
Apóstol y Evangelista

San Mateo, “Leví, el publicano”, dejó, al llamarlo Jesucristo, sus bienes reunidos percibiendo impuestos. Después de la Ascensión, escribió primero su Evangelio a pedido de los hebreos convertidos; fuese después a predicar a Egipto y de allí pasó a Etiopía, donde resucitó a la hija del rey. La hija mayor del rey, Ifigenia, oyó del Apóstol el elogio de la virginidad y se obligó con voto de perpetua castidad ella y otras doscientas jóvenes. Hirtaco, usurpador del reino, quiso casarse con ella, pero San Mateo la animó a perseverar en su voto. El bárbaro rey envió soldados que masacraron al santo Apóstol al pie del altar.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Martirologio Romano 20 de septiembre


SAN EUSTAQUIO
y sus compañeros,
Mártires

† martirizados hacia el año 188

Patrono de los bomberos; cazadores; víctimas de tortura. Protector contra el fuego. Se lo invoca como auxilio en situaciones difíciles.

SAN EUSTAQUIO, Mártir

Vivid siempre alegres en el Señor;
vivid alegres, repito.
(Filipenses 4, 4)

  • En Roma, el suplicio de los santos Mártires Eustaquio y su mujer Teopista, con dos hijos, Agapito y Teopisto; los cuales, en el imperio de Adriano, condenados a las fieras y saliendo, con el auxilio de Dios, sin daño alguno, finalmente encerrados en un buey de bronce candente, consumaron el martirio.
  • En Cícico de la Propóntide, el triunfo de los santos Mártires Fausta, Virgen, y Evilasio, en el imperio de Maximiano. A Fausta el mismo Evilasio, sacerdote de los ídolos, mandó cortar el cabello y rasurar por escarnio la cabeza, suspenderla y atormentarla. Después, queriendo aserrarla por medio, y no pudiendo los verdugos hacerle daño, maravillado Evilasio creyó en Cristo, y mientras él mismo, por orden del Emperador, era fuertemente atormentado, taladraron a Fausta la cabeza, atravesaron con clavos todo el cuerpo, la echaron en una sartén hecha ascua, y por fin, llamada por una voz celestial, juntamente con el mismo Evilasio, pasó al Señor.
  • En Frigia, los santos Mártires Dionisio y Privado.
  • Igualmente san Prisco, Mártir, el cual, después de punzado con puñales todo el cuerpo, fue decapitado.
  • En Perga de Panfilia, los santos Teodoro, Felipa, su madre, y Compañeros Mártires, en tiempo del Emperador Antonino.
  • En Cartago, santa Cándida, Virgen y Mártir, la cual, imperando Maximiano, despedazado todo el cuerpo, fue coronada del martirio.
  • En Milán, san Glicerio, Obispo y Confesor.
  • En Roma, la Traslación del cuerpo de san Agapito I, Papa y Confesor, desde Constantinopla, donde aquel Pontífice había dormido en el Señor el día 22 de Abril.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN EUSTAQUIO, 
Mártir

San Eustaquio, brillante oficial de Vespasiano, persiguiendo un día a un ciervo, vio un crucifijo entre los cuernos del animal; sus grandes limosnas le merecieron esta merced del cielo. Se convirtió y se hizo bautizar con toda su familia. Dios entonces le hizo comprender lo que habría de sufrir por su gloria. En efecto, fue reducido a la mayor indigencia, y, mientras huía de su patria, fue sorprendido en el camino y le arrebataron a su mujer y a sus dos hijos. Lo hizo buscar el emperador Trajano y le dio el mando de sus ejércitos, con los que obtuvo victoria y volvió a encontrar a su mujer e hijos; pero, habiendo rehusado dar gracias a los dioses por su triunfo, fue arrojado a los leones con los suyos. Respetados por las fieras, fueron encerrados en un toro de bronce sobre el que se había encendido una gran hoguera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...