domingo, 16 de junio de 2024

Martirologio Romano 16 de junio

    

SAN FRANCISCO DE REGIS,
Confesor

n. 31 de enero de 1597 en Francia; 
† 30 de diciembre de 1640 en Lalouvesc, Francia

Nada hay oculto que no deba ser descubierto,
ni escondido que no haya de ser conocido y publicado.
(Lucas 8, 17)



  • En Maguncia, el suplicio de los santos Áureo, Obispo, y Justina, su hermana, y de otros Mártires, los cuales, mientras celebraban en la Iglesia los divinos misterios, fueron atrozmente muertos por los Hunnos, que devastaban la Germania.
  • En Besanzón de Francia, los santos Mártires Ferréolo, Presbítero,y Ferrución, Diácono; los cuales, enviados por el Obispo san Ireneo a predicar la palabra de Dios, después, por orden del Juez Claudio, atormentados con diversos suplicios, fueron pasados a cuchillo.
  • En Tarso de Cilicia, los santos Mártires Quirico y Julita, su madre, en el imperio de Diocleciano. Quirico, niño de tres años, que lloraba inconsolable a su madre, bárbaramente azotada con nervios de buey ante el Presidente Alejandro, murió estrellado contra las gradas del tribunal; Julita, después de duros azotes y crueles tormentos, acabó el curso de su martirio decapitada.
  • En Amatonte de Chipre, san Ticón, Obispo, en tiempo de Teodosio el Menor.
  • El Lyon de Francia, la dichosa muerte de san Aureliano, Obispo de Arlés.
  • En Nantes de la Bretaña Menor, san Similiano, Obispo y Confesor.
  • En Meisen de Germania, san Benón, Obispo.
  • •En el monasterio de monjas cistercienses de Aywières, en Brabante, santa Lutgarda, virgen,, sin vocación religiosa tomó el convento como una casa de huéspedes y continuó con su vida ordinaria de seguir alternando con los jóvenes que iban a visitarla, hasta que un día en el locutorio tuvo la visita de Cristo que le mostró la cruz como forma de salvación, volviendose insigne por su devoción al Sagrado Corazón del Señor. Por inspiración de María, se dedicó, con la oración, y el ayuno, a la conversión de los albigenses. Tuvo muchos éxtasis místicos. Estuvo ciega los últimos once años de su vida. 
  • San Francisco de Regis, Confesor, Nació el 31 de enero de 1597 en Francia. Sacerdote jesuita. Atendió a las víctimas de la plaga. Evangelizó a los campesinos analfabetos. Murió el 30 de diciembre de 1640 en Lalouvesc, Francia.



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.


SAN FRANCISCO
DE REGIS,
Confesor

San Francisco impresionose de tal modo de lo que oyó decir un día a su madre concerniente a las penas del infierno, que toda su vida experimentó sumo horror por el pecado mortal. Cobijó su inocencia bajo el manto de la Reina de los cielos; y para mejor servir a esta bondadosa Madre, ingresó a una de las piadosas congregaciones erigidas en su honor. Entró en la Compañía de Jesús y, con tanto celo y fruto trabajó en la salvación de las almas, que mereció ser llamado apóstol de Vivarais. Murió en el año 1640 en Lalouvesc, donde su tumba se ha hecho célebre por la afluencia de peregrinos que a ella acuden y por los milagros que allí se producen.

sábado, 15 de junio de 2024

Martirologio Romano 15 de junio

    

SANTOS VITO1,
MODESTO Y CRESCENCIA,
Mártires

† Martirizados alrededor del año 303

1: Patrono de los actores, comediantes, bailarines; perros; quienes sufren epilepsia. Protector contra los ataques de animales, mordeduras de perros y serpientes; rayos y tormentas; epilepsia; corea reumática; exceso de sueño. Se lo invoca para no quedar dormido en momentos inoportunos.

Acuérdate de dónde has caído,
haz penitencia y haz tus primeras obras.
(Apocalipsis 2, 5)


  • Junto al río Sílaro en la Lucania, el triunfo de los santos Mártires Vito, Modesto y Crescencia, los cuales, en tiempo del Emperador Diocleciano, conducidos allá desde Sicilia, después de vencer con la virtud divina las calderas de plomo derretido, las fieras y el ecúleo, acabaron el curso de tan glorioso combate.
  • En Doróstoro de la Misia inferior, san Esiquio, soldado, el cual preso con san Julio, fue después de él, de orden del Presidente Máximo, coronado del martirio.
  • En Zefirio de Cilicia, san Dulas, Mártir, que, en tiempo del mismo Presidente Máximo, azotado con varas por el nombre de Cristo, extendido en las parrillas, abrasado con aceite hirviendo y sufridos otros tormentos, recibió vencedor la palma del martirio.
  • En Córdoba de España, santa Benilde, Mártir.
  • En Sibápolis de Mesopotamia, las santas Vírgenes y Mártires Livia y Leónida, hermanas, y Entropia, niña de doce años; las cuales, por diversos tormentos, llegaron a la corona del martirio.
  • En Valenciennes de Francia, el tránsito de san Landelino, Abad.
  • En Schaerbeek, Bélgica, santa Aleydis o Alicia, Virgen, que a los siete años ingresó al convento cisterciense Camera Sanctae Mariae, donde permaneció hasta el final de sus días. Su humildad y mansedumbre le permitieron sobrellevar la lepra, enfermedad que, contrajo a edad temprana, y que le causó intensos sufrimientos. Famosa por sus visiones, entregó su alma al Señor un 11 de junio de 1250 en  la fiesta en san Bernabé.
  • En Auvernia de Francia, san Abraham, Confesor, ilustre en santidad y milagros.
  • En Pibrac, del Obispado de Tolosa, santa Germana de Cousin, Virgen, la cual, pastoreando rebaños, llevó una vida constantemente humilde y pobre, y toleradas pacentísimamente muchas molestias, pasó al Esposo celestial. Después de muerta resplandeció con muchos milagros, y fue puesta por el Papa Pío IX en el número de las santas Vírgenes.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SANTOS VITO1,
MODESTO Y CRESCENCIA,
Mártires

San Vito fue bautizado a la edad de doce años, a escondidas de su padre. Éste, al saber lo que había pasado, nada omitió que pudiera hacerle abjurar de la fe cristiana; lo entregó a Valeriano, gobernador de la provincia; pero los tormentos no pudieron quebrantar la firmeza del joven cristiano. Crescencia y Modesto libraron a Vito de las manos de sus perseguidores y huyeron con él a Italia. Mas tampoco allí encontraron la tranquilidad que buscaban. Detenidos en Lucania, padecieron gloriosamente el martirio durante la persecución de Diocleciano.

viernes, 14 de junio de 2024

Martirologio Romano 14 de junio

    

SAN BASILIO EL GRANDE,
Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia

n. 329 en Cesaréa, Asia Menor; † 379

Patrono de Capadocia; administradores de hospitales; reformadores.



No tenemos aquí ciudad permanente,
sino que vamos en busca de la que ha de venir.
(Hebreos 13, 14)



  • San Basilio, llamado Magno, Confesor y Doctor de 1a Iglesia, que durmió en el Señor el 1 de Enero, pero su fiesta se celebra principalmente en este día, en que fue consagrado Obispo de Cesárea en Capadocia.
  • En Samaria de Palestina, san Eliseo, Profeta, cuyo sepulcro, donde también descansa el Profeta Abdías, como escribe san Jerónimo, es el terror de los demonios.
  • En Siracusa de Sicilia, san Marciano, Obispo, el cual, ordenado Obispo por san Pedro Apóstol, después de predicar el Evangelio, fue muerto allí por los judíos.
  • En Córdoba de España, los santos Mártires Anastasio, Presbítero,Félix, Monje, y Digna, Virgen.
  • En Soisons de Francia, los santos Mártires Valerio y Rufino, a quienes en la persecución de Diocleciano, al cabo de muchos tormentos, mandó degollar el Presidente Ricciovaro.
  • En Constantinopla, san Metodio, Obispo.
  • En Viena de Francia, san Eterio, Obispo.
  • En Rodez de Francia, san Quinciano, Obispo.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

SAN BASILIO
EL GRANDE,

San Basilio, vástago de una familia de santos, tuvo por padre a San Basilio el Antiguo y por madre a Santa Emilia. Su educación fue confiada a Santa Matrina su abuela, que lo formó en la práctica de todas las virtudes cristianas. Cuéntanse entre sus hermanos y hermanas: a San Gregorio Niceno, a San Pedro de Sebaste y a Santa Macrina la Joven, que era la mayor de diez hermanos, notables todos por su eminente santidad. San Basilio, habiendo sido elevado al arzobispado de Cesarea, atrájose, por su adhesión a la fe, las persecuciones de Juliano el Apóstata y de Valente, emperador arriano. A este último, que lo amenazaba con el destierro, le contestó: Échame a donde quieras, el mundo entero es un lugar de exilio para mí: no tengo otra patria fuera del cielo. Murió en el año 379.

jueves, 13 de junio de 2024

Martirologio Romano 13 de junio

    

SAN ANTONIO DE PADUA,
Confesor y Doctor de la Iglesia

n. 1195 en Lisboa, Portugal; † 13 de junio de 1231

Patrono de los oprimidos, pobres, quienes sufren de hambre; personas amputadas; animales (domésticos, pequeños, asnos, caballos); indígenas americanos; ancianos; mujeres embarazadas; cosechas; pescadores; marineros; náufragos; azafatas; viajeros; correo; Padua, Italia; Lisboa, Portugal. Se lo invoca para pedir la fe en el Santísimo Sacramento y para encontrar objetos extraviados. Protector contra el naufragio; hambre; esterilidad.

Serás justificado por tus palabras
y por tus palabras condenado.
(Mateo 12, 37)

  • En Padua, san Antonio Portugués, Sacerdote de la Orden de Menores, Confesor y Doctor de la Iglesia, ilustre por su santa vida, predicación y milagros; el cual, al año aún no completo después de su muerte, fue puesto en el catálogo de los Santos por el Papa Gregorio IX.
  • En Roma, en la vía Ardeatina, el triunfo de santa Felícula, Virgen y Mártir; la cual, no queriendo ni desposarse con Flaco ni sacrificar a los ídolos, fue entregada a un juez, que, por su constancia en confesar a Cristo, después de haberla hecho padecer dura hambre en oscuro calabozo, la atormentó en el potro hasta expirar, y bajando de allí su cuerpo, lo arrojó a una cloaca. San Nicomedes, Presbítero, lo sacó de aquel lugar y en la misma vía le dio sepultura.
  • En el Abruzo citerior, san Peregrino, Obispo y Mártir, a quien los Longobardos, en odio de la fe católica, sumergieron en el río Pescara.
  • En Córdoba de España, san Fándila, Presbítero y Monje, que en la persecución Arábiga, degollado, sufrió el martirio por la fe de Cristo.
  • En África, los santos Mártires Fortunato y Luciano.
  • En Biblos de Fenicia, santa Aquilina, Virgen y Mártir, la cual, siendo de doce años, en el imperio de Diocleciano y por orden del juez Volusiano, abofeteada, azotada y horadada con leznas candentes por confesar la fe, y finalmente muerta al filo de la espada, consagró su virginidad con el martirio.
  • En Chipre, san Trifilio, Obispo.



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SAN ANTONIO
DE PADUA,

San Antonio de Padua se hizo religioso de San Francisco con el propósito de ir a morir mártir predicando la fe a los moros. La enfermedad le impidió mantener este designio. Predicó a la gente y convirtió a muchos; predicó a los peces y le escucharon. Ordenó al mulo de un hereje que adorase la Santa Hostia; obedeciole el animal, confundiose y convirtiose su dueño. Resucitó a un muerto para justificar a su propio padre. Tenía gran devoción a la Santísima Virgen y la invocaba en todas sus tentaciones. Nuestro Señor lo asistió en la hora de su muerte, que acaeció en el año 1231, en el trigésimo sexto año de su edad.

miércoles, 12 de junio de 2024

Martirologio Romano 12 de junio

    

SAN JUAN DE SAHAGÚN,
Confesor

n. 1419 en Sahagún (San Facundo), León, España;
† 11 de junio de 1479 en Salamanca, España


No amemos de palabra y con la lengua,
sino con obras y de veras.
(1 Juan 3, 18)


  • San Juan de Sahagún, de la Orden de Ermitaños de san Agustín, Confesor, que pasó al Señor el día de ayer.
  • En Roma, en la vía Aurelia, el triunfo de los santos Mártires Basílides, Cirino, Nabor y Nazario, soldados; los cuales, en la persecución de Diocleciano y Maximiano, de orden del Prefecto Aurelio, encarcelados por confesar el nombre de Cristo y despedazados con escorpiones, fueron finalmente degollados.
  • En Nicea de Bitinia, santa Antonina, Mártir, la cual, en la misma persecución, por orden del Presidente Prisciliano, fue apaleada, sus-pendida en el potro, descarnada en los costados, echada al fuego y finalmente muerta con la espada.
  • En Roma, en la Basílica Vaticana, san León III, Papa, a quien unos hombres impíos sacaron los ojos y cortaron la lengua, que Dios le restituyó milagrosamente.
  • En Tracia, san Olimpio, Obispo, que, arrojado de su silla por los arrianos, murió Confesor.
  • En Cilicia, san Anfión, Obispo, que en tiempo de Galerio Maximiano fue Confesor egregio.
  • En Egipto, san Onofre, Anacoreta, el cual vivió sesenta años religiosamente en un vasto desierto, y esclarecido en grandes virtudes y méritos, pasó al cielo. Su vida admirable escribióla el Abad Pafnucio.



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.


SAN JUAN
DE SAHAGÚN,
Confesor

Este santo preludió ya en su infancia el papel de predicador y de pacificador que debía desempeñar más tarde tan brillantemente y con tanto éxito. Predicaba a los niños de su edad, los exhortaba a la piedad y a la virtud y calmaba las disputas que surgían entre ellos. Después de haber vivido edificantemente como sacerdote seglar, entró en el convento de los Ermitaños de San Agustín, en Salamanca, y allí fue notable por su humildad, su austeridad y su celo por la oración. Encargado enseguida del ministerio de la predicación, muy pronto renovó el aspecto de Salamanca, dividida entonces en facciones encarnizadas unas contra otras. Murió el 11 de junio de 1479.

martes, 11 de junio de 2024

Martirologio Romano 11 de junio

    

SAN BERNABÉ,
Apóstol

n. en Chipre; † alrededor del año 60 en Salamina

Patrono de Chipre. Invocado como conciliador. Protector contra las tormentas de granizo.

Buscad la paz con todos y la santidad,
sin la cual nadie verá a Dios.
(Hebreos 12, 14)

  • En Salamina de Chipre, el triunfo de san Bernabé, Apóstol, natural de Chipre, el cual, elegido con san Pablo por los discípulos Apóstol de los Gentiles, recorrió con él muchas provincias, ejerciendo el cargo recibido de predicar el Evangelio, y vuelto finalmente a Chipre, honró allí su Apostolado con glorioso martirio. Su cuerpo fue hallado por revelación del mismo Santo en tiempo del Emperador Zenón, juntamente con el Evangelio de san Mateo, copiado de su mano.
  • En Salamanca de España, el tránsito de san Juan de Sahagún, de la Orden de Ermitaños de san Agustín, Confesor, que fue esclarecido por el celo de la fe, por la santidad de vida y por los milagros. Su fiesta se celebra el día siguiente.
  • En Aquilea, el martirio de los santos Félix y Fortunato, hermanos los cuales, en la persecución de Diocleciano y Maximiano, fueron suspendidos en el potro y, quemándoles los costados con hachas encendidas, que por virtud divina súbitamente se apagaron, les abrasaron el vientre con aceite hirviendo, y al cabo, perseverando constantes en la confesión de Cristo, acabaron el curso de tan glorioso combate siendo decapitados.
  • En Bremen, el tránsito de san Remberto, Obispo de Hamburgo y Bremen.
  • En Treviso, san Parisio, natural de Bolonia, Confesor y Monje de la Orden Camaldulense.
  • En Roma, la Traslación de san Gregorio Nazianceno, Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia, cuyo sagrado cuerpo, llevado antes de Constantinopla a Roma, habiendo estado mucho tiempo en la Iglesia de la santa Madre de Dios en el campo Marcio, fue despues trasladado por el Papa Gregorio XIII con grandísima, solemnidad a una capilla, ricamente adornada por él, en la Basílica de san Pedro, y el día siguiente colocado con debido honor debajo del altar.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SAN BERNABÉ,
Apóstol

San Bernabé fue discípulo de Jesucristo y compañero de trabajos de San Pablo. Habiendo meditado estas palabras del Salvador: Si quieres ser perfecto, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, vendió lo que poseía y llevó el dinero obtenido a los Apóstoles. Predicó el Evangelio en Antioquía con San Pablo. Fue enseguida con el gran Apóstol a Seleucia, después a Salamina y a Pafos; y, después de haber evangelizado también a muchos otros pueblos, murió hacia el año 60.

lunes, 10 de junio de 2024

Martirologio Romano 10 de junio

    

SANTA MARGARITA,
Reina de Escocia

n. alrededor del año 1045 en Hungría;
† 16 de noviembre de 1093 en el Castillo de Edimburgo, Escocia

Patrona de las familias numerosas; reinas; viudas; Escocia. Protectora contra la mortalidad infantil.

Salvaréis vuestras almas por la paciencia.
(Lucas 21, 19)


  • En Escocia, santa Margarita, viuda, Reina de Escocia, la cual el día 16 de Noviembre descansó en el Señor.
  • En Roma, en la vía Salaria, el martirio de san Getulio, esclarecidísimo y doctísimo varón, y padre de los siete santos hermanos Mártires habidos de su mujer santa Sinforosa; asimismo el de sus compañeros Cereal, Amancio y Primitivo. Todos ellos, de orden del Emperador Adriano, presos por el Consular Licinio, fueron primeramente azotados, después encarcelados, y por último entregados a las llamas; mas no recibiendo daño alguno del fuego, machacada a palos la cabeza, alcanzaron el martirio. Sus cuerpos fueron recogidos por la mujer de san Getulio, Sinforosa, y sepultados honoríficamente en el arenal de una heredad suya.
  • También en Roma, en la vía Aurelia, el triunfo de los santos Basílides, Trípodes, Mandales y otros veinte Mártires, en tiempo del Emperador Aureliano y siendo Prefecto de Romá Platón.
  • En Nápoles de Campania, san Máximo, Obispo y Mártir, que, por confesar valerosamente la fe de Nicea, arrojado por el Emperador Constancio al destierro, murió allí consumido de trabajos.
  • En Brussa de Bitinia, san Timoteo, Obispo y Mártir, el cual, en tiempo de Juliano Apóstata, por no querer renegar de Cristo, de orden del mismo Emperador, fue degollado.
  • En Colonia, San Maurino, Abad y Márti.
  • En Nicomedia, San Zacarías, Mártir.
  • En España, los santos Mártires Críspulo y Restituto.
  • En África, los santos Mártires Aresio, Rogato y otros quince.
  • En Petra de Arabia, san Asterio, Obispo, el cual, habiendo padecido, por la fe católica, muchos trabajos de los arrianos, y desterrado a África por el Emperador Constancio, restituido finalmente a su Iglesia, murió glorioso Confesor.
  • En Auxerre, san Censurio, Obispo.



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SANTA MARGARITA,
Reina de Escocia

Tan santamente educó esta reina a sus hijos, que varios abrazaron el estado religioso. No se sentaba a la mesa sin antes haber dado de comer a nueve huérfanos y a veinticuatro pobres; durante el Adviento y la Cuaresma, alimentaba hasta a trescientos necesitados. Después de haber pasado el día en la práctica de la caridad, pasaba la noche en oración. Estando moribunda, se le quiso ocultar la muerte del rey su esposo y de su hijo, acaecida en la guerra. Exclamó: “Sé lo ocurrido. Os agradezco, omnipotente Dios, que enviándome un dolor tan grande en la última hora de mi vida, me purifiquéis de mis pecados, como espero, por vuestra misericordia”. Murió cuatro días después de su esposo, el 16 de noviembre de 1093.

domingo, 9 de junio de 2024

Martirologio Romano 9 de junio

    

SANTOS PRIMO Y FELICIANO,
Mártires

† decapitados alrededor del año 297 en Roma, Italia


Temed al que, después de haberos quitado la vida,
tiene el poder de arrojaros al infierno.
(Lucas 12, 5)


  • En Nomento de los Sabinos, el triunfo de los santos Mártires Primo y Feliciano, hermanos, en tiempo de los Emperadores Diocleciano y Maximiano. Estos gloriosos Mártires, después de haber vivido una larga vida en el servicio del Señor y padecido, unas veces juntos y otras separadamente, diversos y exquisitos tormentos, al cabo, ambos juntos, atravesados por la espada, de orden de Promoto, Presidente de Nomento, consumaron la carrera de su feliz combate. Los cuerpos de estos Mártires fueron más tarde trasladados a Roma y honoríficamente colocados en la Iglesia de san Esteban Proto-Mártir, en el monte Celio.
  • En Edesa, san Efrén, diácono y doctor de la Iglesia, que primero ejerció en Nísibe, su patria, el ministerio de la predicación y la enseñanza de la doctrina, pero cuando los persas invadieron se trasladó a Edesa, en Osrhoene, donde, con los discípulos que le habían seguido, inició una escuela teológica, ejerciendo su ministerio con la palabra y los escritos.
  • En Vernemet, de la región de Agen, en Aquitania, san Vicente, mártir, que, según cuenta la tradición, mientras el pueblo celebraba una fiesta en honor del sol, él consumó su martirio en nombre de Cristo.
  • En Nicea, de Bitinia, san Diomedes, mártir. Médico de Tarso de Cilicia, difundía el cristianismo con mucho celo, cuando arrestado y martirizado en Nicea de Bitinia, durante la persecución de Diocleciano.
  • En Cornualles, santa Madrun, viuda a quién se le han dedicado iglesias en Gales.
  • En Siracusa, de Sicilia, san Maximiano, obispo, al que menciona a menudo el papa san Gregorio I Magno.
  • En la isla de Iona, en Escocia, san Columba o Colum Cille, presbítero y abad, el cual, nacido en Hibernia (hoy Irlanda) e instruido en los preceptos monásticos, fundó, allí y en otros lugares, monasterios célebres por la observancia y por el cultivo de las letras, y ya anciano, esperando el supremo día, murió cuando estaba al pie del altar.
  • En Andria, de la Apulia, san Ricardo, obispo, el cual, inglés de nacimiento y célebre por sus méritos, recibió con devoción las reliquias de los santos Erasmo y Ponciano.
  • En Reritiba, en Brasil, san José Anchieta, presbítero de la Compañía de Jesús, que, nacido en las Islas Canarias, pasó casi toda su vida en las misiones de Brasil, trabajando denodadamente y con empeño.
  • •En Londres, en Inglaterra, beato Roberto Salt, mártir, monje de la Cartuja de esa ciudad, que en tiempo de Enrique VIII, por razón de su fidelidad a Iglesia, murió de hambre en la cárcel de Newgate.



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SANTOS PRIMO
Y FELICIANO,
Mártires


San Primo y San Feliciano eran hermanos y se animaban mutuamente a la práctica de las virtudes cristianas. Fueron encarcelados por orden de Diocleciano y Maximiano; pero un ángel les abrió la prueba de la mazmorra. Apresados poco después nuevamente, fueron llevados ante el pretor. Éste los separó, esperando vencer así más fácilmente su constancia. Probó primeramente a Feliciano, pero sin éxito. Enseguida, llamando a Primo, le dijo: “Imita la prudencia de tu hermano: ha obedecido a los emperadores y ahora está colmado de honores”. “Un ángel, –respondió Feliciano–, me ha hecho saber lo que le ha sucedido a mi hermano. ¡Ojalá sea yo digno de participar de su martirio!” Irritado, el pretor los condenó a los dos a ser arrojados a los leones; pero éstos, olvidando su ferocidad natural, vinieron a hacerles fiestas. Finalmente los hizo decapitar; y estos dos hermanos, a quienes los tormentos no habían podido separar, fueron a gozar de la misma gloria en el cielo, alrededor del año 297.

sábado, 8 de junio de 2024

Martirologio Romano 8 de junio

   

SAN MEDARDO,
Obispo

n. alrededor del año 456 en Picardía, Francia;
† 8 de junio del año 545 en Noyón, Francia

Patrono de los cautivos; prisioneros; enfermos mentales; campesinos; viñedos. Se lo invoca para pedir por buenas cosechas; buen tiempo; lluvias. Protector contra el mal tiempo; encarcelamiento; esterilidad; dolores de muela.



No queráis engañaros: Dios no puede ser burlado;
lo que el hombre sembrare, eso cosechará.
(Gálatas 6, 7-8)

  • En Aix de Francia, san Maximino, que fue el primer Obispo de aquella ciudad, y de quien es tradición que había sido discípulo del Señor.
  • El mismo día, santa Caliopa, Mártir, a quien, por confesar a Cristo, cercenaron los pechos, quemaron las carnes y revolcaron sobre tejuelas; y, al fin, decapitada, recibió la palma del martirio.
  • En York de Inglaterra, san Guillermo, Obispo y Confesor, el cual, entre otros milagros que Dios obra en su sepulcro, ha resucitado tres muertos; el Papa Honorio III le puso en el catálogo de los Santos.
  • En Soisons de Francia, el tránsito de san Medardo, Obispo de Noyón, cuya vida y preciosa muerte atestiguan sus gloriosos milagros.
  • En Rúan, san Gildardo, Obispo, que fue hermano del mismo san Medardo; los cuales, en un mismo día nacieron, en un mismo día fueron consagrados Obispos, y un mismo día, llevados de esta vida, fueron juntos al cielo.
  • En Sens, san Heraclio, Obispo.
  • En Metz de Francia, san Clodulfo, Obispo.
  • En el Piceno, san Severino, Obispo de Septémpeda.
  • En Cerdeña, san Salustiano, Confesor.
  • En Camerino, san Victorino, Confesor, que fue hermano del dicho san Severino, Obispo de Septémpeda.



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.


SAN MEDARDO,
Obispo

San Medardo mostró, desde su infancia, una tierna compasión para con los pobres. Un día dio su traje a un pobre ciego; a menudo privábase de su comida para distribuirla a los necesitados. Fue obispo de Noyón en el año 530. No se limitó su celo a su diócesis: arrancó una parte de la diócesis de Tournay de la superstición e inmoralidad del paganismo. Suavizó las costumbres de los habitantes de Flandes, inspirándoles el amor de las máximas evangélicas. Llevando el rey Clotario su cuerpo, en sus hombros, para enterrarlo, viose que el cielo se entreabría para recibir el alma de San Medardo y para honrar la piedad del rey.

viernes, 7 de junio de 2024

Martirologio Romano 7 de junio

   

SAN ROBERTO,
Abad

n. alrededor del año 1100 en Gargrave (Yorkshire), Inglaterra;
† 7 de junio de 1159 en Newminster, Inglaterra


He venido a poner fuego en la tierra:
y ¿qué quiero sino que arda?
(Lucas 12, 49)

  • En Constantinopla, el triunfo de san Pablo, Obispo de la misma ciudad; el cual fue, por la fe católica, muchas veces expulsado de los arrianos y restituido por el Papa san Julio I; y últimamente, desterrado por Constancio, Emperador arriano, a Cucuso, pueblecito de Capadocia, y allí mismo por asechanzas de los arrianos, cruelmente estrangulado, pasó al reino celestial. Su cuerpo fue con grandísima pompa trasladado a Constantinopla en tiempo del Emperador Teodosio.
  • En Córdoba de España, los santos Monjes y Mártires Pedro, Presbítero, Valabonso, Diácono, SabinianoVistremundo,Habencio y Jeremías, que en la persecución Arábiga fueron por Cristo degollados.
  • En Hermópolis de Egipto, san Licarión, Mártir, que, descarnado con garfios, azotado con varillas de hierro candente, y después de otros cruelísimos suplicios, por último muerto con la espada, consumó el martirio.
  • En Placencia, san Antonio María Gianelli, Obispo de Bovio, Fundador de la Congregación de Hijas de María Santísima, llamadas del Huerto; al cual el Papa Pío XII puso en el número de los Santos.
  • En Newminster, de Northumberland, Inglaterra, san Roberto, abad de la Orden Cisterciense, el cual, amante de la pobreza y de la vida de oración, junto con doce monjes instauró este cenobio, que a su vez fue origen de otras tres casas. .



Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SAN ROBERTO,
Abad

San Roberto, abad de Newminster, distinguiose entre todos los religiosos de su Orden por su fervor y su piedad; todos tenían puestos en él sus ojos y lo tomaban por modelo. Sin cesar recomendaba a Dios las almas a su cargo; noche y día pedía con lágrimas la santificación de ellas. Murió el 7 de junio de 1159. Diversos milagros atestiguaron ante los hombres su santidad y la gloria que gozaba junto a Dios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...